HERNÁNDEZ, F – Tres proyectos de trabajo…

  • Las nociones sobre la educación, el aprendizaje y la enseñanza presentes en estos proyectos.
    • El aprendizaje se concibe como una producción activa (no pasiva) de significados en relación con los conocimientos sociales y el propio bagaje  del aprendiz.
    • Desde este punto de vista la función de aprendizaje está vinculada al desarrollo de la comprensión, que se construye como la extensión de las posibilidades de los estudiantes frente a las cuestiones que son relevantes para su vida. La manifestación de estas posibilidades de comprensión pueden ser descritas y valoradas, pero no estandarizadas y medidas.
    • El punto de mira de la enseñanza está en el proceso más que en el resultado del aprendizaje y trata, mediante una serie de actividades, de ejemplificar y facilitar las posibilidades de comprensión e interpretación de la realidad de seres humanos.
    • La ordenación o secuenciación de los contenidos no se articula como un sistema experto en el que el profesor ha de prever todas las decisiones antes de llevar a cabo la tarea de enseñar. Se procede desde la definición de unos guiones previos de actuación, que después se van modificando de una manera dialéctica en la interacción de la clase.
  • Los proyectos de trabajo y la emergencia de una nueva racionalidad.
    • Nueva racionalidad que demanda “la cooperación, el sentido de la responsabilidad, la capacidad de relacionar unas cosas y fenómenos con otros y así descubrir en todo momento los brotes emergentes de lo nuevo”.
    • Por primera vez en la historia nos encontramos con que el ciclo de renovación del conocimiento es más corto que el ciclo de la vida del individuo, y esto hace urgente un replanteamiento absoluto del sistema educativo: lo que aprendemos para formarnos no nos servirá para toda la vida.
    • Los proyectos de trabajo constituyen no un método, una pedagogía o una fórmula didáctica basada en una serie de pasos: planteamiento del tema, preguntas sobre lo que saben los alumnos y lo que quieren saber, hacer el índice, traer diferentes fuentes de información y copiar lo referido a los puntos del índice, sino “un lugar”, entendido en su dimensión simbólica y como referencia de una concepción educativa y del conocimiento que puede permitir:
      • Acercarse a la identidad de los alumnos.
      • Replantear la organización del currículum por materias.
      • Tener en cuenta lo que sucede fuera de la Escuela, las transformaciones sociales y en los saberes.
      • Replantear la función docente.
    • Los proyectos de trabajo apuntan hacia una manera de representar el conocimiento escolar basada en el aprendizaje de la interpretación de la realidad, orientada hacia el establecimiento de relaciones entre la vida de los alumnos y profesores y el conocimiento que las disciplinas (que no coinciden con las materias escolares) y otros saberes no disciplinares. Todo ello para favorecer el desarrollo de estrategias y competencias de indagación, interpretación y presentación del proceso seguido  al estudiar un tema o un problema, que por su complejidad favorece el mejor conocimiento de los alumnos y los docentes de si mismos y del mundo en el que viven.
    • La concepción de currículum transdisciplinar a la que se vinculan los proyectos de trabajo, requiere una organización del tiempo y del espacio de la clase más compleja y flexible y una utilización más amplia de fuentes de conocimiento que la que brindan los libros de texto.
    • Los proyectos pueden contribuir, como apunta Henry (1994:49), a favorecer en los estudiantes la adquisición de competencias relacionadas con:
      • La construcción de la propia identidad.
      • Posibilita el desarrollo de sus iniciativas para realizar, de manera individual o con otros, procesos de indagación, ordenación e investigación.
      • La inventiva (en cuanto búsqueda y exploración de caminos alternativos desde el diálogo con los existentes).
      • La crítica, revisión de los que se impone y lo que se silencia.
      • El planteamiento y resolución de problemas.
      • La integración conceptual, pues favorece la síntesis de ideas, experiencias e información de diferentes fuentes y disciplinas.
      • La comunicación interpersonal, puesto que ha de contrastar las propias opiniones y puntos de vista con otros y hacerse responsable de ellos.
  • La propuesta educativa que guía los proyectos de trabajo.
    • Cuando hablamos de proyectos, lo estamos haciendo porque suponemos que pueden ser un medio que nos ayude a repesar y rehacer la escuela. Entre otros motivos, porque a través de ellos estamos tratando de reorganizar la gestión del espacio, el tiempo, la relación entre los docentes y los alumnos, y sobre todo, porque nos permite redefinir el discurso sobre el saber escolar (aquello que regula lo que se ha de enseñar y cómo hay que hacerlo).
    • Formar individuos con una visión más global de la realidad, vincular el aprendizaje a situaciones y problemas reales, trabajar desde la pluralidad y la diversidad, preparar para aprender toda la vida…
  • No es un proyecto todo lo que se le parece:
    • Un recorrido descriptivo pro un tema.
    • Una presentación de lo que sabe el profesor, que es el protagonista d las decisiones sobre la información y que es el único que encarna la verdad del saber.
    • Un recorrido expositivo sin problemas y sin un hilo conductor.
    • Una presentación lineal de un tema, basada en una secuencia estable y única de paso; y vinculada a una tipología de información (la que se encuentra en los libros de texto).
    • Una actividad en la que el docente da las respuestas sobre lo que ya sabe.
    • Pensar  que los alumnos han de aprender lo que queremos enseñarles.
    • Una presentación de materias escolares.
    • Convertir en materia de estudio lo que les gusta y apetece a nuestros alumnos.
  • Aquello que podría considerarse un proyecto:
    • Un recorrido por un tema-problema que favorece el análisis, la interpretación y la crítica (como contraste de puntos de vista).
    • Donde predomina la actitud de cooperación y el profesor es un aprendiz y no un experimento (pues ayuda aprender sobre temas que ha de estudiar con los alumnos).
    • Un recorrido que busca establecer conexiones y que cuestiona la idea de una versión única de la realidad.
    • Cada recorrido es singular y se trabaja con diferentes tipos de información.
    • El docente enseña a escuchar: de lo que los otros dicen también podemos aprender.
    • Lo que queremos enseñarles hay diferentes formas de aprenderlo (y no sabemos si aprenderán eso u otras cosas).
    • Un acercamiento actualizado a los problemas de las disciplinas y los saberes.
    • Una forma de aprendizaje en la que se tiene en cuenta que todos los alumnos pueden aprender si encuentran un lugar para ello.
    • Por eso, no se olvida que el aprendizaje vinculado al hacer, a la actividad manual y a la intuición, también es una forma de aprendizaje.
  • APRENDER A VER OARA APRENDER A INTERPRETAR EL ENTORNO.
    • EL CONTEXTO DEL PROYECTO
      • El entorno en la cultura visual.
        • Abordar el entorno urbano como referencia para la educación artística está en una línea de trabajos frecuente en otros países (sobre todo en Gran Bretaña, los países Nórdicos y Australia) que se ha denominado de manera genérica como “Arte y Entorno Construido”. Estas propuestas educativas, se organizan de manera similar a un proyecto de trabajo, y tienen como finalidad aprovechar los elementos del entorno urbano (también hay experiencias con el entorno natural) para incorporar los elementos estéticos presentes, con la finalidad de enseñar a mirar estéticamente, aprender a utilizar procedimientos de representación del entorno y valorar críticamente las intervenciones ambientales.
        • Consideran al entorno como referente de elementos de cultura visual, sobre los que los estudiantes pueden realizar valoraciones referidas a la calidad estética y sus repercusiones para el diseño ambiental.
        • En este enfoque de aproximación al entorno se parte de la necesidad de educar para un cambio constante en los elementos visuales del paisaje urbano.
        • Fundamentos conceptuales del proyecto.
          • “Arte en el medio urbano”.
          • En este modelo de apropiación del entorno se parte de la certeza y de la realidad de que el cambio es constante, y de la necesidad de educar dentro de él. Lo  que implica una orientación de la actividad artística en el proyecto “arte en el medio urbano” que trata de fomentar la respuesta personal de tipo emocional e intelectual hacia el entorno. Esto supone un estudio crítico, a través del cual el alumno aprende a formular juicios de valor sobre la calidad del entorno, y a proponer alternativas de cambio.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s