AGIRRE.I – En la encrucijada.

  • Tras una época de propuestas basadas en la total libertad  de autoexpresión creativa, los esfuerzos posteriores se orientaron hacia la ordenación disciplinar en la enseñanza de las artes.
  • Ha tenido la ventaja de afianzarnos curricularmente e iniciar la reflexión sobre los contenidos y la función de la Educación Artística.
  • La sociedad solicita a la educación que trascienda su tradicional papel de instructora en determinadas habilidades intelectuales.
  • Frente a l’art pour l’art vanguardista, autónomo respecto a las transformaciones sociales, la propuesta postmoderna promueve un currículo orientado hacia el cultivo de la libertad individual y la responsabilidad social. Ante este panorama, Juan Carlos Arañó recuerda a los educadores el papel que la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación debe cumplir en el desarrollo futuro de la Educación Artística. Por un lado, porque ya son el motor de la transformación cultural y de las prácticas actuales del arte. Y por otro, como indican Isabel Cabanellas y Clara Eslava porque constituyen un instrumento sin precedentes para la investigación y la transformación de las situaciones de enseñanza y aprendizaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s